Parto prematuro

Realidad del parto prematuro

  • 1 de cada 8 niños nace prematuramente cada año.
  • La prematuridad es la causa número uno de muerte entre recién nacidos.
  • Todos los niños prematuros enfrentan grandes riesgos de complicaciones médicas e incapacidades de largo plazo.
  • El haber alumbrado a un bebé prematuro con anterioridad, la pone a usted en una probabilidad del 20% al 40% de tener otro bebé prematuro.

(Centros de Control y Prevención de Enfermedades)

La vida al nacer en St. Mary’s

El parto prematuro es una de las causas más importantes de problemas de salud serios en los Estados Unidos. Los niños prematuros tienen un alto riesgo de complicaciones médicas e incapacidades de largo plazo, tales como enfermedades crónicas de pulmón y corazón, retardos del desarrollo y problemas de alimentación, lo que puede requerir de cuidados especializados y apoyo por meses y, a menudo, años luego de haber nacido.

St. Mary’s es uno de los pioneros en programas especialmente diseñados para ayudar a los infantes prematuros a vivir vidas más largas y mejores. Casi el 40% de los 4.000 niños que llegan a St. Mary’s enfrentan problemas de complicaciones por parto prematuro. St Mary’s cuida de los niños a través de programas innovadores y tecnología de vanguardia, lo que incluye intervención temprana, rehabilitación y nuestro renombrado Centro para el Programa Pediátrico de Desórdenes de la Alimentación.

Los niños prematuros que sobreviven enfrentan, a menudo, una serie de complicaciones para toda la vida, aun después de pasar semanas o meses hospitalizados en la Unidad Neonatal de Cuidados Intensivos (NICU). Algunas complicaciones son:

  • Incapacidades intelectuales
  • Parálisis cerebral
  • Pulmones inmaduros
  • Problemas digestivos y de alimentación
  • Neumonía
  • Problemas respiratorios
  • Infecciones
  • Ictericia
  • Incapacidad para mantener el calor corporal
  • Anemia

Las enfermeras y terapeutas de St. Mary’s proporcionan educación y capacitación para ayudar a los padres a cuidar de su bebé prematuro. Nuestros cuidados se extienden hasta el hogar, donde los niños reciben el mismo cuidado experto disponible en nuestras instalaciones de internación.