Sugerencias sobre alimentación y nutrición

Algunas ideas sobre incremento de calorías en los alimentos

Muchos niños con desórdenes alimenticios tiene un peso bajo y muy baja o ninguna ganancia. Estos niños reciben, a menudo, suplementos alimenticios. Algunos, inclusive, pueden perder peso al comienzo mientras aprenden a comer. Sin embargo, no pueden darse el lujo de perder más peso. En tales casos, siempre existe la posibilidad de incrementar las calorías sin aumentar el volumen de alimentos ingeridos. He aquí algunas sugerencias:

  • Adicione manteca o mayonesa a los alimentos (cada cuchara de mesa representa entre 30 y 40 calorías en la comida).
  • Adicione queso rallado a alimentos tales como huevos y papas en puré (por cada 30 grms se agregan entre 90 y 100 calorías).
  • Adicione crema batida a helados, bebidas y postres (cada cuchara de mesa representa entre 40 y 50 calorías).
  • Adicione manteca de maní al pan, galletas y galletitas, papas fritas y palitos vegetales (cada cuchara de mesa representa entre 90 y 100 calorías).
  • Adicione BenaCalorie (del laboratorio NORVATIS. 30 grms aportan unas 220 calorías).
  • Asegúrese siempre que el niño no sea alérgico a esos suplementos calóricos. Consulte al médico del niño si no está seguro.

Seguridad al comer

Tanto usted como su niño pueden evitar molestias por la comida siguiendo unas reglas sencillas.

He aquí algunas sugerencias:

Al preparar la comida:

  • SIEMPRE lave sus manos al manipular alimentos.
  • Mantenga el jugo de la carne cruda alejada de otros alimentos.
  • Utilice tablas plásticas para cortar los alimentos y no de madera.
  • Descongele los alimentos en el microondas o en el refrigerador.

Al cocinar los alimentos:

  • Cocine a conciencia.
  • Los alimentos cocinados insuficientemente no matan las bacterias dañinas
  • Cocine la carne roja a 70 ºC y el pollo a 82 ºC.

Al servir la comida:

  • SIEMPRE mantenga sus manos limpias.
  • Utilice platos limpios para servir los alimentos.
  • No deje los alimentos fuera del refrigerador por más de 2 horas. Las bacterias pueden reproducirse rápidamente en medios templados.

Sobras:

  • No sobrecargue el refrigerador. El aire frío debe circular libremente para mantener la comida sana.
  • Divida las porciones grandes en contenedores más pequeños.
  • Separe los aderezos (como, por ejemplo, el relleno de un pollo o pavo) y refrigérelos por separado.

Cuándo desechar comida:

  • La regla más sencilla es “tírelos si está en duda”.
  • Descarte los alimentos que se vean “raros”.
  • Elimine los alimentos que huelan “extrañamente”.
  • Elimine los alimentos mohosos.
  • Tire la comida que sabe “mal”.

Aumentar la variedad en la dieta del niño

¿Sabía usted que los niños alimentados por pecho, en comparación con los alimentados por biberón, aceptan mejor los alimentos nuevos? Esto se debe a que los niños que son alimentados por pecho están expuestos a una gran variedad de sabores contenidos en la leche materna, mientras que los otros niños solo están expuestos a un solo sabor.

He aquí una serie de sugerencias para los padres con la finalidad de lograr que los pequeños acepten una variedad de comidas:

La comida familiar debe incluir una variedad de alimentos, especialmente vegetales. Toma algún tiempo hacer que los niños acepten sabores nuevos por lo que se debe continuar ofreciendo alimentos nuevos aún cuando los rechace la primera vez. Siga ofreciendo el alimento con regularidad. Pueden pasar unas 20 veces antes que el niño acepte el alimento nuevo. Sabemos, por estudios realizados, que las preferencias en la alimentación del niño pueden ser moldeadas por lo que los padres ofrecen a sus niños y por lo que ellos mismos comen.

  • No ponga caras raras frente a los niños por algún alimento que le desagrade.
  • Asegúrese de poner una o dos cucharas de mesa, o uno o dos pedazos, del alimento nuevo. Las porciones grandes de alimentos pueden ser abrumadoras.
  • Permita que los niños contribuyan a elegir las frutas y vegetales en la tienda.
  • Permita que los niños contribuyan al lavado, limpieza, cortado y presentación de los alimentos en un bowl. Tales actividades ayudan indirectamente al niño a familiarizarse con la comida y con su textura, tacto y olor.
  • Los vegetales fritos, con salsas, son más apetitosos para sus niños.
  • Algunos niños están más dispuestos a comer comidas con formas divertidas y las encuentran más excitantes.
  • Agregue comidas que son del gusto del niño a comidas que no lo son. Por ejemplo, moje la frutilla en chocolate, la zanahoria en manteca de maní o el brócoli en ketchup.
  • Pruebe con comidas de adultos que son más ricas en sabor y olor que las comidas “para niños”.

Si su niño se muestra muy resistente a ciertos tipos de comida luego de varios intentos, consulte a su médico para descartar alergias.

Sugerencias de nutrición saludable para el verano

Una buena manera de abatir el calor del verano y alimentarse saludablemente es elegir frutas frescas y vegetales como tentempié o comida. ¡Pruebe esos consejos de verano que son una pegada!

Lleve consigo sandía, uvas, mangos, melón o frutillas al ir al parque, a la piscina o a la playa.

Ofrezca ensaladas coloridas con pepino, tomate, pimientos, peras o manzanas al salir de picnic o en auto y deje las papas fritas y las galletitas en casa.

Tenga siempre disponibles frutas y verduras lavadas.

Al adquirir helados, compre aquellos elaborados con frutas y evite los que contienen azúcar.

Un buen lugar para obtener frutas y vegetales frescos es el mercado local.

Para ver los mercados cercanos a usted visite Mercados de Nueva York.